No creo en el arte, solo creo en la supervivencia. / I don´t believe in art, I just believe in survival.

lunes, 3 de agosto de 2009

Lo que le dijo Caperucita al Lobo 15 años después del suceso que todos conocemos

Te quiero porque tu cubo de basura es demasiado pequeño
Te quiero cuando engordas mucho y eres débil
Te quiero, y dices que también en ese momento vale decirlo
Te quiero si me cuentas que tu hermano se ha comprado unos cascos nuevos y no me dices que me quieres
Te quiero pinchando la bandeja de plástico antes de asfixiarla en el microondas
Te quiero cuando no barres
Te quiero porque no quiero que te mueras nunca, ni me sobrevivas
Te quiero con tus zapatillas de deporte idénticas
Te quiero cuando ya no haces fotografías
Te quiero escondido dentro de tu tripa
invisible y mimético en el sofá de tu casa
Te quiero roto y callado
Te quiero en los archivos ocultos
Te quiero cuando me envías una foto de tu edredón al móvil
Te quiero derrotado y estúpido
Te quiero cuando compras libros y no los lees
cuando no vas al cine
Te quiero porque no haces ejercicio
Te quiero cuando te tiemblan las manos
Te quiero aunque te regañe porque no vas al médico
Te quiero el día en que compramos tu mantel azul
Te quiero cuando viajábamos en autobús
y cuando deseamos bajarnos
Te quiero en pijama
Te quiero con tus dedos incluidos
Te quiero porque me enseñas a utilizar el control k para poner cursivas
Te quiero ansiando donuts de chocolate después de todo
Te quiero cuando roncas y suenan las agujas del reloj a contratiempo
Te quiero comiendo canelones en una mesa extraña
Te quiero cuando rompes una cañería y me mojas el abrigo
Te quiero cuando pones a secar mi ropa de estar en casa delante de la chimenea de tus padres
Te quiero en las fotos de otras personas
Te quiero cuando me duele el estómago
Te quiero aunque dejes que me vaya
Te quiero aunque solo te diga cosas que no son Te quiero
Te quiero incluso cuando no me miras directamente a los ojos
Te quiero si me miras directamente a los ojos
Te quiero porque hueles a piscina o a nada
Te quiero aun cuando comes algo que no me gusta
aun cuando no te gusta lo que yo me como
Te quiero cansado de las cosas que no suceden
de las cosas que nos pasan
Te quiero ingenuo y harto
Te quiero cuando te llamo por tu nombre
Te quiero cuando te veo desde el otro lado del mundo y te reconozco
Te quiero inseguro y triste
Te quiero si te ríes de mí porque se me cae la comida
Te quiero como si nunca hubieras tenido un padre
Te quiero sin seguro dental
y sin mujer de la limpieza
Te quiero porque te agarras a la bondad como a un clavo ardiendo y te quemas
Te quiero con subtítulos
Te quiero 2.540 caracteres con espacios

Joder, cómo me cuesta decir Te quiero
pero para una vez que me pongo...

4 comentarios:

trovador errante dijo...

Hay que amar "el lado oscuro" con pasión, y más temprano que tarde.
Precioso y real.

Hay versos que son para enmarcarlos: "te quiero derrotado y estúpido", "te quiero cuando engordas y eres débil", "te quiero aunque dejes que me vaya".

Un beso

Flx dijo...

Bella declaración a un animal disecado :P

emi dijo...

ay, caperucita. quiero ser tu lobo, aunque sea 15 años después y no pueda devorarte.

Ana Márquez dijo...

¡Chapó! Así, a la española, sin agrupaciones vocales gabachas y con esa castiza "o" final acentuada. ¡¡¡Chapó!!!

Vengo a ti desde Pepe Montero. Desde él se puede llegar a cualquier sitio, casi siempre sublimes.
Un besazo